Accion por el clima

Cambio climático. Tirar la piedra y esconder la mano.

null

Cambio climático

El cambio climático es, a día de hoy, el mayor reto que afronta la humanidad en su conjunto.

Tras varias décadas de negacionismo por una gran parte de la comunidad científica internacional, el propio IPCC, Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático ha señalado que:

“El calentamiento del sistema climático es inequívoco, y desde la década de los cincuenta, muchos de los cambios observados no tienen precedentes en decenas de miles de años. La atmósfera y los océanos se han calentado, las cantidades de hielo y nieve han disminuido, el nivel del mar ha aumentado, y las concentraciones de los gases de efecto invernadero han aumentado.”

Sin embargo, el cambio climático no entiende de proporcionalidad en sus efectos. Siendo sus consecuencias mucho mayores en los países que generan menos emisiones de gases de efecto invernadero.

Los principales causantes en el incremento de las emisiones a la atmósfera de CO2 y metano son:

  • El uso de combustibles fósiles en coches, las fábricas y procesos industriales, y el aumento mundial en la demanda y consumo energético.
  • A esto se suma el alarmante ritmo de la deforestación y la pérdida de bosques que de otra forma almacenarían CO2.

Ambos problemas son originados, en su mayoría, por las actividades económicas y los modelos sociales que sustentan los países ricos.

Las sequías recurrentes son la causa más común de escasez de alimentos en el mundo. Cada vez más tierras fértiles sufren de erosión, salinización y desertificación. La deforestación a manos de los humanos causa una erosión acelerada lo cual dificulta la cosecha de alimentos

Para la mayor parte de las personas en los países pobres, que viven gracias a una agricultura de subsistencia, los desastres naturales como inundaciones, tormentas tropicales y largos periodos de sequía, son devastadores y marcan la diferencia entre la subsistencia y la muerte. Complicado mucho más la creación de estructuras socioeconómicas que permitan su desarrollo

Más allá de gobiernos, lobbies y multinacionales, la población mundial debe ser la primera línea actuación para luchar contra el cambio climático.

Nuestros objetivos son promover la implicación de toda la sociedad para exigir la implantación de modelos alternativos, económicos y socialmente sostenibles. Abogar por un consumo responsable en los países ricos. Así como trabajar en la lucha directa contra los efectos del cambio climático y los agentes que lo provocan, para fomentar la subsistencia y el desarrollo de los países más pobres.